Translate

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Tres años y 173.000 gracias

Siempre con la sensación de ir más rápido de la cuenta, otro año más, una nueva marea ha quedado alojada en la bodega de Los fardos. Otro aguaje decembrino, cuyo coeficiente más alto lo sitúa cada 9 de diciembre; fecha en la que se inauguró este blog, con una única y precisa finalidad: esparcir el arte flamenco, como el que sopla los estambres de un diablillo, para que las semillas vuelen y enraícen en el conocimiento colectivo.

Nos impulsa divulgar el flamenquito de Cádiz y sus Puertos y de otras comarcas cantaoras; desempolvar viejos papeles, con noticias directas de sus antiguos protagonistas, de sus paisajes pretéritos y mostrar el contexto en el que aconteció todo, para reconstruir luego con nuestra mirada e interpretación personal, una aproximación a la historiografía del arte flamenco. Y acudimos a las fuentes, las cuales son citadas a pie de página, para mostrar el método y proporcionar la coordenadas exactas de la documentación archivada: latitud hemerográfica y longitud bibliográfica.

Lo más valioso de esta travesía bloguera son los lectores. Es lo que le proporciona todo su significado. Da igual si muchos, si pocos, si entendidos o meros curiosos; todos son cómplices y a todos los percibo amigos, incluso a los más discrepantes o a los más silenciosos que jamás dejan por escrito su parecer. Otros se toman su valioso tiempo e interaccionan contigo, bajo seudónimos o con nombres y apellidos, en los comentarios del blog:



A saber: José Luis Tirado, Franmartin, Begoña López Soberado, Manuel Pedreño, Ro 'La hija del Espín', Katy 'Señora que tiene un blog', María del Carmen García Franconetti, Manuel Martín Martín, Juan José Téllez, Pilar Ahijado, Seba Masa, Guillermo Castro Buendía, Paco de Cái, Julio de la Torre, América, Rafael Martín Ramos, An Mu Pe, Kiki, Santiago Moreno, María Luisa Páramo, Faustino Núñez, Paco Ríos, David Franco Monthiel, Daniel Heredia, José Luis Paneque, Antonio Barberán, Manuel Fedriani, Ramón Soler, Salud, Andrés Raya, Antonio Montesinos, Tamara García, José Rodríguez, Paco Vargas, Ana, Miguel Albandoz, Jaci González, Pernu, Fernando Migueles Santander, Valeriano Hoyos, Mario Linares Barrios, Manuel, Alberto Rodríguez, Manolo Sánchez, Arturo León, Ángel García Cintas, Rafael Román, Diego Martín, Mercedes Ares

Los hay que optan por la vía del correo privado, igual de válida e igual de legítima:

Pedro Espinosa Romero, Juan Antonio Mena Cubiles, Fernando Benítez Gabriel, María José García Mondelo, María Estévez, Juan García Larrondo, José Luis Fatou Rodríguez, Javier Pérez Vega, Jesús de Porras, Francisco Orgambides Gómez, David Gallardo, Antonio Hernández Rodicio, Carmen Mateos Alonso, Manuel Bohórquez Casado, Belén Peralta Pérez, Carlos Perales, Mariano del Río, Fermín Lobatón, José María Velázquez-Gaztelu, Paqui Cea, Manuel González Piñero, Rafael Estévez García, Carmen Zurita, José Lorenzo Benítez, Emilio Gutiérrez Cruz El Libi, Carmen de la Jara, Juan Olmedo Pérez, María Fernández Arenas, Sule Molina, Eulogio García Romero, Marcos Zilbermann, Emilio RosadoJuan Ramón Ramírez Delgado, Francisco Conde, Jesús Fernández Palacios, Sebastián Moreno Menéndez, María de los Ángeles Carrasco, Rafael Gómez Vélez,  Quique Lafuente, Antonio Burgos...


José Luis López Aranda, Javier Pérez Vega, Moisés Camacho Ortega, Francisco Hidalgo, David Mendoza Mateos, María Esperanza Galán, José María Castaño, Joaquín Albaicín, Sierri Sancho Aparicio, Fernando Santiago, Manolo Bernal, La Truco, Pedro Payán Sotomayor, Pepa Peña, Francisco ZambranoVázquez, Juan Manuel Suárez Japón, Ángel Camacho Álvarez, Javier Carmona, María Esperanza Galán Fraile, Antonio Reyes Montoya, Julio Penna, José Antonio Cervantes, Emilio Aragón Prian, Pepe Vázquez, Alberto Ramos, Juan Antonio Fierro Cubiella, Luis Pérez, Juan Carlos Trujillo Ramírez, Lolo Milanés, Rosario Troncoso González, Juan Verdú Zabia, Emilio de la Cruz, Ana del Corral...


Eugenio Belgrano, Desiré Ortega Cerpa, Paco Leal, Gregorio Valderrama Zapata, Estela Zatania, Miguel del Pozo, Arturo Fernández, María Victoria Grosso, Esther Berral,  José María Vinardell, María Pilar Morillo Pérez, Paco Medina, Abraham Sevilla, Juan Ramón Cirici, Teodomiro Cardoso, José Romero Portillo, Quique Parodi, José Marrero, Ángel Núñez, Antonio Benamargo, Manuel Gerena, Estrella FernándezSalud Pérez Colomé, David Lagos Aguilar, Alicia María González, Luis Díez, Malu García Juárez, José Antonio Hernández Guerrero, Antonio Alcántara, José Bentin, Juan Verguillos, Carlos Fernández, Marcos Escánez, Julio Molina, Rocío Plaza, Luisa Cabello, Laura Martínez, Saradezza Producciones, José Quevedo García, David Palomar, Ana Novo, Germán García, Antonio Martínez Ares, Fran del Cubo, Manuel Guimerá de la Peña, José Manuel Gamboa, Luis García Gil, Juan Vilchez, Manuel Torreira, Rafael Sierra Pérez, Encarna Anillo, Guillermo Boto Arnau, Ignacio Salas, Fernando Orgambides, José María Jurado Magdaleno, María García, Francisco José Márquez Bernal, José María Morillo, Antonio Cabrera Capitán, Miguel García Díez...

Otros prefieren hacerlo mediante las redes sociales, ora comentando, ora con el "me gusta":


Cristina Cruces Roldán, Amalia Quirós Jiménez, Eva Cote, Anabel RiveraCarmen Alcedo Rubio, Carmen Romero, Lydia Diánez Sánchez, María Isabel Ortiz, Xiomara Sáez Hidalgo, Elvira Sancho Aparicio, Gonzalo García Pelayo, Nieves Saucedo, Leonor Márquez, Salvador García Cornejo, José Guerrero Yuyu, Felicia León León, Fátima Gavira Amuedo, Lourdes Gálvez del Postigo, Manuel Meléndez Butrón, José Antonio Valdivia Bosch, Juan José Sánchez Sandoval, Manuel Fernández Trujillo, María José Muñoz Leonicio, Silvia Cruz Lapeña, Paco Herrera Carmona, Jesús Godoy, Javier Gutiérrez de Quijano, José Francisco Narros, Marisa Jiménez González, Kiko Camacho, José Montes Morales, José Antonio Alcedo Rubio, Carmen Aguirre, Sara Fernández Miranda, Jesús Baena, José Antonio Vera Luque, Jap Peralta, Blanca Flores, Montse Madridejos, Alejandra López...


José Manuel Ramos, Manuel Campe, Benhamed Chimimi, Tere Torres, Lucía Fernández Núñez, Enrique Goberna García, Carlos Martín Ballester, Óscar Cantero Puyana, David Ladrón de Guevara, Andreea Micut, Roberto Schumann Lorenzo, José Antonio Cano Durán, Luis Rodríguez Neila, Juan Pinto, Adolfo Lainez Sainz, Álvaro de la Fuente Espejo, Eduardo de la Pascua, Natalia Álvarez Dodero, Marlies Jansen, Adrián Trujillo Fabre, Rosario Toledo, Susana Benítez Sánchez, Rosa María C. Ayllón, Virginia T. Montero, Olga Beatriz García Ares, José Landi Grajera, Encarni Murga, Juan Pérez Herrera, Salvador Fernández Miró, María Esperanza Galán, Salva Celada, Manuel Llamas Baúza, Manuel Jesús Cendón Noriega, María Ángeles Pérez Román, Pilar Sierra Villar, Sonia Bartol, Nacho Sacaluga, Pepe Baro, Beatriz Estévez, Antonia Franconetti, Fran Serrano Serrano, Paco Lobato, Lola Olmo Bustillo, Iván del Río, José Rasero Balón, Manuel Serrano Luengas... 

María de Agustín, Charo Barrios, Manuel López Velázquez, Lorena Mejías Castaño, Cecilio Chaves, Pepe Hola, Almudena Siloniz, Joaquín de Sola, Ginés Pedrosa, Francis Mena, José Manuel Sánchez Orihuela, Leonardo Casais, José María Rodríguez Díaz, Juan Bouza Mera, José Francisco Rodríguez Jaime, Mixtlan Salomón Arjona, José María Vara Barragán, Carlos Brigante, Virtudes Reza, Enrique Montiel de Arnáiz, Eva Córdoba, Lourdes Florido, Juan Antonio Espinosa, Juan F. Cazorla, Mercedes Díaz Araque, Mamen Sánchez, Enrique Montiel, Ana López Segovia, Marisol Fabre, Patricia Ripoll, Alba Fernández López, María José Galindo, Juan Rivero Muñoz, Paco Canela, Sergio García Sánchez, Mamen Martín de Benito, Joaquín Cabello El Quini, Samara Montáñez, Jerónimo Torrejón García, Joaquín Albert Gálvez, Alberto Martínez, Waldo Ramos, Pepe Ángel Aquino...


David Pérez MerineroJosé Luis Cortés, Porverita la Maña, Paco Orellana Domínguez, Juan Cea, José Antonio Lores, Julián Delgado, Paqui CH, Jacinto Lara, Cronopio Argüez, Mayka González, Elsa Vinardell, María Moreno, Ana Obdulia, María José Ucelay, Tzipi Rosario, Sara Arguijo, Paco Paredes, Sergio Carrasco, Ana Cronopia, Isabel Marchante, Yolanda Beláustegui, Juande Buceta Rendón, Ángeles Abenza Díaz, Rosa de la Flor, Javier Sánchez, María José Montero, Maryluz Franco, Miguel Ángel García Cossío, Tuni Gómez, Juan Ogalla, Tyler Barbour, Gumer García, María José Serrano, José Antonio Molina, Eloisa Zilbermann, José Carlos Patrón Valladares, Miguel Fernández Cortés, Manuel Rocha Cendón, José Fernández Dom, José Antonio Rodríguez, Felipe Barbosa Illescas, Luis Suárez Ávila, Hilda Martín García...


Helena Calamidad, Aurora Sánchez Arjona, Carmen Ruiz Tascón, Mamen Veneco, Miguel Ángel Vargas, Francisco José González Marchante, Marina Romero, Pili Orozco, José María Diánez Sánchez, José Luis Sánchez, José Luis Márquez, José Luis Sánchez del Pino, Pepe Pettenghi, Mariana Fernández, Rosario Carreira, María José Sánchez Barros, María Chamorro, Mamen Ripoll, José Ortega Martín, María Florentino Domínguez, Mercedes Sánchez, María del Carmen González, Antonio José de la Flor, Noelia Valdés, Concha Ponce GuzmánLourdes Vidal RomeroJuan Luis MorillaLolo Picardo FontaoSarah VizcayaSilvia OrtegaLuti RuizManolo SevillaSeve Izquierdo, Anta, Pilar Soto, Salomé Torres, Manuel León, Alejandro López, Inma Rodríguez, Juan Cornejo, María Jesús Ruiz, Francisco Heredia, María José Rivas, Mirian Peralta, Miguel Callejas, Antonio Martín, Pepe León, Pedro Laguna, Sebastián Delgado, Vicente Pérez, Ángel Bilbao, Fernando García García, Francisca de los Reyes, David Lojo Peña, África Mayi, María del Carmen Mayi, María Isabel Sánchez, Trinidad Elisa...


Mantener un blog no es fácil (fácil es tenerlo subido en red); mantenerlo significa tener una constante tensión y dedicación, lo cual implica tiempo y esfuerzo para tratar de ofrecer un texto con datos nuevos, en cuyo caso, siempre requerirá un trabajo previo de documentación a través de archivos y de fuentes complementarias.

Pero por mis lectores, muchos o pocos, bien merece la pena. A todos: amigos y conocidos; con seudónimos o nombres propios; aficionados o meros curiosos, a todos, sin distinción alguna: ¡muchas gracias por estar ahí!

Han sido doce entregas. Doce mareas que depositaron doce fardos, en el siguiente orden de encalle:



1María Guerrero: ¡Órdago a la Grande! nos trajo la certeza de que, efectivamente, "La Grande" (como así la llamaron en su época) cultivó los tangos gaditanos dentro del amplio repertorio que la actriz paseó por todos los escenarios de España, Francia, Italia, Bélgica y toda Hispanoamérica. Confirmándose así lo que nos habían contado las fuentes antiguas (la más pretérita de todas, de 20 de febrero de 1903) que situaban a María Guerrero en el Palacio Real, interpretándole a los reyes los tangos gaditanos, representativos de una terna de cantares típicos de cada región (sic). 


Esto vino a dilucidar el entronque que se produjo, en ambas direcciones, entre las músicas de distintos continentes y puso de manifiesto que las compañías de teatros constituyeron (junto a las grabaciones de cilindro de cera y a las partituras) una de las formas transmisoras de mayor importancia, y de cómo la zarzuela y las grandes voces del teatro lírico fueron correa de transmisión para que los tangos gaditanos quedaran devueltos al continente de donde vinieron (América) y allí llegasen, sincopados y gaditanos; sinvergonzones e impregnados de Cádiz (tangos andaluces le llamaron en Buenos Aires) e influenciasen en otra suerte musical que en el XIX nacería y que hoy goza de lugar prominente: el tango argentino. María Guerrero la formó en Cádiz, en el (desaparecido) Teatro Principal y a las dos de la madrugada del 11 de septiembre de 1900, miles de personas, que les había colmatado el escenario de flores blancas, esperaban a la diva en las calles Ancha y Sagasta con enorme entusiasmo. 



2Pilar Cohen. Seducción y esdrújulas, vino, en cierta forma, a continuar la senda trazada por la entrada anterior: las interacciones musicales; el arte flamenco y el Carnaval de Cádiz, lindando espacios en un mismo territorio en el que, asimismo, interaccionaron: Cádiz como lugar rodeado de músicas finiseculares, y de cómo en la génesis del couplet, primero francés, con influencia alemana e italiana, se implantaba en España. Y lo hacía, no ya como género hispano, al que también nuestra ciudad lo apellidaba; ni sólo bajo ritmos musicales diversos (polkas, valses, habaneras...), sino también con la intención satírica de sus características letras, provocadoras, insinuantes, especiadas de pimienta y de sal. Pilar Cohen fue la gran divulgadora de La pulga, una composición sensual y descarada que causó furor en la España de principios de siglo XX y como figura alternó con grandes competidoras coetáneas: Pastora Imperio (hija de La Mejorana); Nella Martini, Pilar Olivares, Emilia Santi... y con flamenquitos de entonces, como Antonio Pozo el Mochuelo.


Su contacto con Cádiz está ampliamente documentado aquí, en esta aportación con fechas datos y circunstancias muy novedosas que a través de su compañía Folies Bergeres le llevaron a los escenarios gaditanos, del Teatro Cómico al Teatro del Parque (Genovés), al lado de las soleares de Arcas, con otras divas del cuplé, como Amelia Romani, y con figuras flamencas del Cádiz de entonces, como Francisco Lema Fosforito y Manuel Pérez el Pollo

¿De quién necesitó nutrirse Pilar Cohen para que su éxito fuese aún más arrollador y sus coplas picantes estuvieran escritas con sutileza bajo bonitas melodías? pues de la gran figura de la fiesta: Antonio Rodríguez Martínez "El Tío de la Tiza", "Padre del Carnaval gaditano" (como en su día lo bautizamos) que le compuso tangos y polkas, que la tangerina incorporó a su repertorio y que hicieron las delicias de todos los públicos españoles por donde giraba la Cohen.


3La Cueva del Pájaro Azul. Fue un fardo un tanto especial, que hurgó en el substrato de la ciudad, para escudriñar de cerca una leyenda envuelta entre la ficción y la realidad, mostrando así la historia real de un establecimiento de los años 60 por el que desfiló, desde todo un Premio Nobel a lo más granado de los artistas flamencos (entre otros muchos, un jovencísimo Camarón de la Isla) constituyendo un lugar de encuentro que fue apoyado por los gobernantes de entonces. Y todo gracias a la familia Fedriani, hijos de don Manuel Fedriani Consejero, el empresario que en los bajos de un local del número 7 de las calles Magistral Cabrera y San Juan, estableció en el año 54 la "Bodega San Juan", enfrente de la cual, alquiló una accesoria en cuyo subsuelo apareció de manera casual una gran oquedad de unos 250 metros cuadrados, aproximadamente, constituida por grandes bóvedas de cañón de distintas características y épocas, conectadas entre sí, a través de gruesos muros y a un pozo de mareas. Golpe a la leyenda: luz a la verdad.


57 fotografías de la Cueva con sus protagonistas, la mayoría de ellas inéditas, hacen de esta entrada un bello álbum en sepia que forma parte de la memoria colectiva de la ciudad, complementado por curiosos vídeos del habitáculo, grabados por la televisión alemana en la que nos muestran una de las últimas actuaciones (en televisión, seguro que la última) de Aurelio Sellés; también de La Perla de Cádiz, de Manuel Morao y de un niño que baila, que el tiempo convertiría, primero en futbolista y segundo en figura del baile: Dieguito de la Margara.


4Camarón de la Isla (Mágica) fue una entrada corta. Más bien un pensamiento expresado con una buena dosis de ironía, por la frustración que suponía (y todavía supone) que el artista más universal, carismático e influyente de todos, siga siendo el gran ninguneado por su propio paisaje y su propio paisanaje y su legado el gran desconocido: su casa natal derruida y reconstruida otra vez, con una más que dudosa rehabilitación arquitectónica, cuya única certeza que nos queda es el lugar donde estuvo el alumbramiento, vestigio del sitio, pero destruido el contexto arquitectónico, por más que la moderna arquitectura así lo quiera justificar.


Foto: Kiki
"Camarón de la Isla tendrá, por fin, su parque temático en Cádiz", decía el titular sensacionalista de la edición digital del periódico El Mundo... y claro, descreído que es uno; máxime cuándo pese al registro de su marca— no existe a 23 años de su muerte una fundación que estudie y divulgue en profundidad su importante figura y su huella en la historia, no sólo en su San Fernando natal, sino en su comarca cantaora, esto es Cádiz y sus Puertos, de la que José se nutrió por paisaje, por linaje, por influencias, por estilos, por familias cantaoras y por modus cantabiles. Con razón otro periódico digital recogía en mayo de 2012 la siguiente queja: "Mucha gente viene creyendo que hay un parque temático sobre Camarón" (andaluciainformacion.es).



Conversaciones con Juanito Villar (Presencias Flamencas de la UCA) fue el resultado de la transcripción literal de una entrevista que le efectuamos a una de las figuras artísticas más señeras de Cádiz capital: Juan Villar, llevada a cabo en la Sala Argüelles del Edificio Constitución 1812 del Campus de Cádiz, enmarcada en el ciclo Presencias Flamencas de la Universidad de Cádiz

Aproximadamente una hora de charla con el artista, repasando su vida y su obra; su infancia, su dinastía (los Jineto), el deambular por su barrio, sus primeros contratos, sus influencias, sus querencias por los jaleos extremeños, su apego familiar a Camarón; y sentimental y artístico a Alfonso del Gaspar, su salto al esplendoroso Madrid de los 70, su irrupción a la primera línea artística, con su admiradísimo Manolo Caracol, discos de éxito con Paco Cepero, su actual devoción sincera por El Álvarez y su nada corta trayectoria en las agrupaciones del Carnaval de los años 60, entre otras muchas, en Los Beatles de Cádiz.

6Flamencoblogía. Guía del flamenco en Internet supuso una mirada por supuesto subjetiva; por supuesto incompleta— a los principales blogs flamencos que, no sólo han revolucionado el panorama del conocimiento, en parte por el gran poder de difusión que tienen, sino que actualmente llevan —con diferencia— la vanguardia de la investigación y sus principales novedades, y que están replanteando y revisando muchos de los postulados que se habían escrito en papel en las décadas anteriores. Su versatilidad y rapidez difunde a golpe de click, un documento digitalizado en cualquier lugar del mundo, de la misma manera que otro es bajado de una biblioteca digital, ampliando sin límites los cauces del conocimiento general. Claro que no están todos. No lo pretendía la entrada, que tan sólo buscaba mostrarle al neófito, con la comodidad de 150 enlaces directos, dónde estaban (están) según mi criterio los blogs más científicos sobre el arte flamencoParadojas de la vida: éstos deberían ser los espacios virtuales de las administraciones que vuelcan partidas presupuestarias; y son, sin embargo, de tituaridad particular, que en su tiempo libre y sin ayuda económica alguna, están reconstruyendo una materia por la que la propia administración debería velar y difundir, más allá de poner el acento político en celebrar sus bondades patrimoniales reconocidas por la UNESCO. Lo cual por cierto— es bastante contradictorio con el espíritu de esto último.


7De tal Palo, tal astilla. D.O. Crónica y contracrónica  constituyó la crítica de la puesta de largo del disco de David Palomar en el Gran Teatro Falla, un 16 de mayo de 2015, dentro de la XXXI edición del Festival de Música Manuel de Falla, escoltado por las guitarras de José Quevedo Bolita y Diego del Morao, el baile de María Moreno y el jaleo de Anabel Rivera, Roberto Jaén y Miguel Mera Katumba. Espectáculo redondo en el que el gaditano tenía todas sus miras puestas y del que saliera por la 'puerta grande', acaso porque usó un capote en su escenografía, cuando templó las alegrías que le dedicó a José María Manzanares.


Fue una crítica, dentro de la cual, encerraba una contracrítica hacia un hecho desafortunado que se produjo en dicho espectáculo y que está siendo, por desgracia, muy frecuente en la actualidad: la absoluta falta de respeto del público con los respectivos teléfonos móviles, pese a su prohibición expresa (así anunciada a sala) por las molestias que ello ocasiona.

8 Los Beatles de Cádiz fue el homenaje personal que quisimos hacerle a su autor, Enrique Villegas Vélez, que había fallecido en mayo de 2015. Nonagenario, con su porte elegante y bien vestido fue el autor de la agrupación gaditana más internacional e influyente de todo el siglo XX, a partir de una parodia  del yeyeísmo británico, capaz de codearse de éxito, por espacio de siete años seguidos, en teatros, cines y a la misma altura que las primeras figuras artísticas españolas de aquellos tiempos del Desarrollismo de los procelosos años 60.


La información oral que proporcionaros dos largas entrevistas con Enrique, realizadas en 1996 y 2001, respectivamente; complementadas con más de 160 imágenes de Los Beatles de Cádiz, hacen de este fardo un lugar de referencia icónica para comprender la dimensión del fenómeno sociológico Beatle de Cádiz, que hizo mandar hasta un espía inglés a la sala madrileña El Biombo Chino, para comprobar in situ el presunto fraude contra los intereses del imperio melenudo de Apple Récords.

Y en medio de todo, trufado de historias e historietas: Manolo Caracol, Juanito Valderrama, La Paquera de Jerez, Juanito Villar, El Charpa y El Peña... Y Villa Rosa, Pavillón, Pasapoga... y Madrid, BarcelonaPuerto Rico; circos de toda índole, y programas benéficos de la época.




9Francisco Hohenleiter Castro: pincel de flamencos y máscaras mostró una preciosa pintura tan desconocida como su autor lo es para su tierra natal. Un cuadro, cuyo original se reprodujo en 1986 en un sello de correos y que actualmente forma parte de una colección privada de Sevilla, ciudad de la que el gaditano desarrolló su escuela pictórica.


10Fosforito. Diccionario Gaditano de Flamenquitos Insignes (IX) constituyó una nueva entrada al apartado biográfico del gran cantaor gaditano, Francisco Lema Fosforito, magnífico cantaor, malagueñero insigne, competidor de Don Antonio Chacón, cuya principal aportación sea la corrección de su año natal (1870) a partir de la documentación de Licencia Absoluta de Quintas y del primer apellido de su esposa (Pilas) que, hasta entonces, había sido tenido como nombre propio (Pilar), según el prestigioso DEIF.


11La Venta de Vargas: jondo, festero y estero fue un artículo solicitado por Lolo Picardo, actual gerente de la Venta Vargas para la revista flamenca La Fragua, en el cual reivindiqué, a través de figuras retóricas, la zona cantaora, sus méritos y el papel predominante que desempeñan la comarca de los esteros, coincidentes estos con Cádiz y los Puertos. La empresa Trypdavisor le ofreció a la mítica venta unas recomendaciones para su teórica— mejora de cara al turismo, y ello nos sirvió de pretexto para reivindicar que la venta hay que dejarla como está, no vaya a ser que le ocurra como le ocurrió a la taberna El Manteca de Cádiz, que empachada de tanta recomendación turística la descubrieron los pijos de pádel y Reebok blancas, en busca de pescadito frito... ¡y se la cargaron! Pa los restos, además.

12Rosario Toledo (ADN) el genoma del baile constituyó la crónica del espectáculo que la bailaora gaditana Rosario Toledo llevó a Cádiz en el XIII Festival de Música Española, el pasado 29 de noviembre del corriente 2015. Y triunfó. De largo, además. Sin menoscabo de duda, con un plantel cuidadosamente escogido y con una original puesta en escena. Si Juanito Villar, la estrella invitada, le proporcionaba por seguiriyas y soleá la jondura añeja y el complemento perfecto para que la bailaora desplegase su danza más racial; David Palomar le prestaba su anverso más festero, apoyado de una base rítmica de lujo, con Roberto Jaén, sin renunciar a tintes jondos, expresados en su recorrido por milongassoleá, fandangos y caña. Las guitarras de Periquín Niño Jero y de Rafael el Cabeza, con la escenografía de Ana López Segovia, levantó de sus asientos a todo el Gran Teatro Falla. Rosario, feliz y relajada, vivía una noche mágica para anotarla en la memoria del tiempo.

Es todo cuanto dio de sí el 2015. Doce fardos. Doce historias. Y sigue la marea...

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Rosario Toledo (ADN), el genoma del baile

Foto: Diario de Sevilla

FICHA ARTÍSTICA.
Gran Teatro Falla.
13 Festival de Música Española de Cádiz
Domingo, 29 de noviembre de 2015. 20:30 h.
Espectáculo: ADN.
Duración: 80 minutos.

Baile: Rosario Toledo. Artista invitado (cante): Juan Villar. Colaboración especial (cante): David Palomar. Guitarras: Rafael Rodríguez y Niño Jero. Percusión y Palmas: Roberto Jaén. Coreografía: Rosario Toledo. Puesta en escena: Ana López Segovia. Espacio escénicoAntonio Godoy. Diseño de vestuario: José Tarriño. Fotografía: Alejandro Espadero.


Foto: Alejandro Espadero


Era la víspera. Mañanita de viento norte. Sol invernal. Rosario Toledo había bañado sus pies en la orilla atlántica y había pisado las arenas de la playita. Rosario de Cádiz. Rosario mujer. Y la playa; su playita: "de las mujeres". Hacía noreste con la mar caída y las aguas clarificaron los tonos esmeraldas, con la blanca espuma que jugaba con sus pies desnudos para que, calzados después, trasmitieran hasta levantar al público de sus asientos. Faltaba un día. Restaba una marea. Y la luna decrecía.


Gran Teatro Falla. Foto: Ayuntamiento de Cádiz

Foto: Alejandro Espadero


Foto: Alejandro Espadero
Lo que el pasado domingo, 29 se vivió en el Gran Teatro Falla cuesta condensarlo en breves renglones. Rosario llegó, sedujo, provocó, se contorneó, sensual y sabia; atávica y atrevida, picarona y con una magnífica técnica. La llamaron y acudió su luz; a fin de cuentas una llama produce luz, una luz diáfana que hace emocionarte con toda la fuerza de su intensidad. La llamó David Palomar, por cantiñas gaditanas y cordobesas, con Roberto Jaén y la sonanta rancia de Rafael El Cabeza. Y Rosario acudió a la llamada con su baile intuitivo y fresco, que no ha perdido un ápice del legado dancístico del Gades salado del que ella procede: ¡Ven, Telethusa romana!

Foto: Diario de Jerez
En milongas granas de Pepa Oro, en versión chaconiana; melodías polizonas en el interior de un baúl estibado en cubierta, que su padre Paco Oro trae de las corridas centroamericanas: ¡ay cúcu, que tú me estás matando! y en rumbas cumbé, de la mujé que quiere a un chino, tamizadas cuando arribaron a Cádiz envueltas en guayaberas de lino y en hojas de tabaco habanero. Y ella, rompedora y descarada en el escenario, se quitó las horquillas y desplegó su pelo de caracoles, elevando la rumba con una exquisita percusión y una puesta en escena, casi almodovariana, en la que se intuye la estética escenográfica de Ana López Segovia.


Foto: Alejandro Espadero

Y llegó Juan. ¡Ay Juan de mi vida, la que formaste allí! Se peleó consigo mismo por siguiriyas y remató la noche negra con el macho, comparito mío Cuco Ortega. Periquín, Niño Jero al toque, silenció, en el tercio de salida, la guitarra con su mano diestra en la caja de resonancia, consiguiendo así una mayor sobriedad y solemnidad interpretativa en el macho siguiriyero… y Juan removió las tripas de todo el público asistente, acordándose de El Viejo de la Isla y de El Loco Mateo.


Foto: Javier Fergo
Foto: Javier Fergo


Foto: Festival de Jerez
Soleares al golpe de nudillos y paleta de colores soleaeros, llena de matices para escoger, con un Palomar inconmensurable: tercio de preparación de Enrique el Mellizo, Paquirri Guanter detrás; Alcalá de los panaderos visto por Ramón Jarana y macho bravío de Paquirri que las hermanas de Utrera, Fernanda y Bernarda, elevaron a lo sublime; tanto que Rafael Rodríguez lo besa de emoción al entrar en escena. Y soleá de Juan Villar que la llama y acude y acude la llama y la llamarada de Rosario que gira fulgurante cabeza, caderas y brazos y sus muñecas giran y giran, de izquierda a derecha las estructuras en doble hélice de su ADN. Estampa preciosa que interacciona: Juan la busca y Rosario se rebusca en el dolor y se deja encontrar, con un baile de ensueño, inesperado; harto personal y milimétrico en su compás, como corresponde a una figura como Rosario, de Cádiz y sus Puertos salinos.


Foto: Alejandro Espadero

Los fandangos de María Sabina, la madre de Santiago Donday, recreados por Palomar, dieron paso a otros fandangos de índole comarcal y folkórico de La Janda: el chacarrá: ¡no te mates por saber / que el tiempo te lo dirá! Y una botella estriada de anís en la frente separaba y unía, al mismo tiempo, las cabezas de los danzantes, consiguiendo una de las propuestas más atractivas y frescas de todo el espectáculo con un Roberto Jaén de mucho arte.


Foto: Alejandro Espadero

¡Aquí está la gaditana con menos vergüenza del orbe para recitarle al mundo, si es menester, en un picardías negro, todas las sinvergonzonerías del Tanguillo de la Guapa! que la inmortal Lola Flores, recitara con endiablada mojarra. Y su baile por tanguillos no tiene parangón, con múltiples ritmos y síncopas que recortan la autoestima y timan al que inventó los camelos.

Foto: Javier Fergo

La caña, con sus cinco ayeos característicos mecidos por David, abrieron aún más el escenario donde Rosario bailó segura de sí y desplegó su bata de cola, girando en vuelta de hélice de ácido nucléico en espiral y haciéndole un guiño de caña dulce, por el gran maestro de la caña de su Cádiz natal: Curro Dulce. La caña tradicional. ¡La caña!


Negro de nuevo. Sillas al escenario. Huele a fin de fiesta. Por bulerías lentas y cadenciosa. ¡Vamos a acordarnos de Alfonso del Gaspar! su mejor transmisor: Juanito Villar se prepara y encara con ella y le recuerda que se está dirigiendo a ella: porque se siente morir y le ha causado tanto daño. Rosario le baila, le encara, le responde y le porfía y Juan rejuvenece y obra el milagro, y su voz vuelve a desgarrarse con un metal y un eco de la calle Ángel que a todos nos transporta a tiempos pretéritos, en donde Juanito el de la Jineta se comía el Madrid de los 70, y desde Villa Rosa a Canasteros se rifaban el cante de este gitano del barrio de la Viña.



Ha caído el telón y al subirlo de nuevo, todo el teatro puesto en pie aplaude con fuerza uno a uno al plantel de la compañía. Y Rosario con un precioso y no menos respetuoso gesto, le da coba a Juan, la figura consagrada e invitada especialmente a este espectáculo y lo deja unos segundos solo delante del proscenio, hasta que el viñero advierte la cariñosa “trampa” y reclama la presencia a su lado de la figura que encabeza este ADN: Rosario Toledo, para que siga mojando sus pies en alfombras de arenas mitológicas y para que los aguajes del Cádiz que le viera nacer, le traigan siempre, por los siglos de la mar de leva, detalles de sus maestras antecesoras: La Mejorana, Rosario como ella y madre de Pastora, y Gabriela Ortega, madre de los Gallos.


Su baile es esencialmente sentido, como sentido se denomina una secuencia de ADN. No dejes nunca, Rosario, de mojar tus pies en Los Corrales. Acude, como ofrenda, con tus hombros desnudos, tus largas caderas, cimbreantes, y tu vientre grácil, como Telethusa. Permite que te llamen las voces de Venus Marina y de la diosa Astarté, que (dicen) merodean por las rompientes de la Punta del Sur. Acude a su llamada y deja que el cromosoma asome y la marea y el genoma codificante, impregne de escamas de sal tus pies, para que la derrames luego, generosa, sobre las viejas maderas de los escenarios.